Silla para ducha
BANQ05

Ya tienes en The Bath esa silla para ducha regulable que tanto tiempo andabas buscando. La banqueta, ideada para que no se oxide, está hecha de aluminio satinado y PE de alta densidad en su estructura metálica y de ABS blanco en las zonas del respaldo y asiento. Pensada principalmente para baños donde existen personas con pequeñas dificultades de movilidad o problemas en general a nivel de estabilidad que necesitan de una mayor seguridad para su aseo personal.

La silla para ducha cuenta con un asiento y un respaldo que son ergonómicos y que están adaptados a la fisiología humana. El objetivo de este diseño es conseguir la mayor seguridad y tranquilidad en el usuario durante su baño. Destaca por respeto por el medio ambiente, facilidad de limpieza e higiene, ya que cuenta con una superficie antibacteriana en respaldo y asiento.

Por otro lado, las zonas de plástico blanco (respaldo y asiento) disponen de una asa para facilitar su traslado y que pueda ser colocada y retirada con suma facilidad. Mientras que la parte del sillín cuenta con una zona de micro agujeros para facilitar el drenaje del agua y evitar que agua se quede estancada.

El resto de la estructura-esqueleto de la silla es de aluminio brillante. Por si fuera poco, sus patas son regulables en cuanto a altura, con lo que podrás adaptarla según las necesidades que haya en cada momento de 40 a 50 cm.Mientras que sus medidas son de 50 cm de ancho, por 35 cm profundidad y 70 cm de alto. Cada pata cuenta con un tapón de goma antideslizante para evitar que se escurra o resbale la silla una vez colocada en la ducha. También en cuenta con embellecedores de color gris por la zona de las patas. Este artículo es la prueba de que pensamos en hacer un mundo más fácil y accesible. 

Selecciona las opciones que desees:

Disponibilidad:

stock disponible

En stock

59.90

Escribir una opinión

Silla para ducha

Silla para ducha

Ya tienes en The Bath esa silla para ducha regulable que tanto tiempo andabas buscando. La banqueta, ideada para que no se oxide, está hecha de aluminio satinado y PE de alta densidad en su estructura metálica y de ABS blanco en las zonas del respaldo y asiento. Pensada principalmente para baños donde existen personas con pequeñas dificultades de movilidad o problemas en general a nivel de estabilidad que necesitan de una mayor seguridad para su aseo personal.

La silla para ducha cuenta con un asiento y un respaldo que son ergonómicos y que están adaptados a la fisiología humana. El objetivo de este diseño es conseguir la mayor seguridad y tranquilidad en el usuario durante su baño. Destaca por respeto por el medio ambiente, facilidad de limpieza e higiene, ya que cuenta con una superficie antibacteriana en respaldo y asiento.

Por otro lado, las zonas de plástico blanco (respaldo y asiento) disponen de una asa para facilitar su traslado y que pueda ser colocada y retirada con suma facilidad. Mientras que la parte del sillín cuenta con una zona de micro agujeros para facilitar el drenaje del agua y evitar que agua se quede estancada.

El resto de la estructura-esqueleto de la silla es de aluminio brillante. Por si fuera poco, sus patas son regulables en cuanto a altura, con lo que podrás adaptarla según las necesidades que haya en cada momento de 40 a 50 cm.Mientras que sus medidas son de 50 cm de ancho, por 35 cm profundidad y 70 cm de alto. Cada pata cuenta con un tapón de goma antideslizante para evitar que se escurra o resbale la silla una vez colocada en la ducha. También en cuenta con embellecedores de color gris por la zona de las patas. Este artículo es la prueba de que pensamos en hacer un mundo más fácil y accesible. 

Escribir una opinión

* Campos necesarios

También te puede interesar..