Filtrar por:

Ancho
Número de puertas
Tipo de instalación

Mamparas de ducha de esquina

Pequeños pero coquetos, así suelen ser los baños en los que instalamos mamparas de ducha de esquina, pues el tamaño en este caso sí que importa. Este tipo de mamparas nos permiten ahorrar espacio en nuestro aseo sin que una sola gota de agua salpique y lo manche todo de agua.

Más

¿Has pensado en hacer una pequeña reforma en tu baño que además de quedar más bonito te de una gran funcionalidad? Cambiar este elemento será muy fácil y te ahorrará mucho trabajo de limpieza.

Las mamparas de ducha de esquina pueden ser de dos formas:

1. Mamparas semicirculares: Son aquellas que se adaptan a una forma semicircular de los platos de ducha angulares. Están compuestas por varios paneles fijos y dos puertas correderas que permiten la entrada a la ducha por el centro. Gracias a su sistema hermético tu baño estará libre de agua por completo.

2. Mamparas rectangulares o cuadradas: Son aquellas mamparas cuyas medidas se adaptan a cualquier esquina, pues pueden pedirse con medidas iguales a ambos lados o distintas, de modo que no importa cómo sea tu baño, ya que seguro te irán bien. Estas también se componen de dos paneles fijos y una o dos puertas correderas dependiendo del modelo y tamaño que elijas.

En nuestro catálogo podrás encontrar diferentes diseños y acabados para los dos tipos de mamparas de ducha de esquina. Perfilería más o menos gruesa, y cristales transparentes o arenados con los que podrás dar un poco más de intimidad a tu ducha diaria. Estas son algunas de las opciones que podrás encontrar cuando compres tu mampara en The Bath, además de la selección del tamaño específico para tu baño.

Olvídate de las incómodas cortinas de baño que generalmente no ayudan demasiado a que el agua no salga de tu plato de ducha y pásate a las mamparas de cristal, tu baño lo agradecerá y ahorrás mucho tiempo limpiando tras la ducha.