Filtrar por:

Tipo de mampara
Número de puertas

Mamparas de ducha frontales

¿Tienes la suerte de haber podido crear en tu cuarto de baño un rinconcito acogedor para instalar tu ducha? Si es así, y lo has hecho entre 3 paredes que recogen todo el espacio, seguro que necesitas una de nuestras mamparas de ducha frontales.

Más

Se denomina así a las mamparas que solo necesitan de un frontal para cubrir toda la ducha y así conseguir que no salga ni un poco del agua que derramamos y salpicamos al ducharnos. Existen mamparas de ducha frontales de muchos tipos y la instalación de una u otra sólo depende tus gustos y necesidades.

Por un lado, puedes elegir las mamparas ducha correderas que son frontales y se componen de cristales fijos y puerta corredera. En algunos casos son dos cristales y dos puertas y en otros un cristal y una puerta. Si tu plato de ducha y el espacio de muy grande, las dos puertas te permitirán una mayor apertura de entrada y salida, por lo que será más cómodo utilizar la ducha, sin embargo, si el espacio no te lo permite, siempre puedes instalar las de una puerta corredera, que igualmente te brindarán el espacio suficiente para entrar y salir con comodidad. El único inconveniente de este tipo de mamparas es que la perfilería es más abundante, ya que necesitan de raíles y ruedas para funcionar correctamente, aunque en nuestro catálogo también disponemos de algunas con los mínimos perfiles para que sean más cómodas de limpiar.

Por otro lado, también puedes elegir las mamparas abatibles. Éstas se componen de cristal fijo y una puerta instalada con bisagras, que se abrirá hacia adentro para que el agua no salga de tu plato de ducha. La principal ventaja de este tipo de mampara es que la perfilería es escasa, y por lo tanto los rincones casi se eliminan y la limpieza se hace mucho más llevadera.

En The Bath pensamos siempre en la mayor comodidad para ti, por eso, en nuestro extenso catálogo de mamparas de baño disponemos de diferentes acabados entre los que elegir dependiendo de la mampara que más se adapte a tu baño. En algunas ocasiones puedes elegir acabados antical, para evitar que la cal del agua se incruste en los cristales, pero también existen acabados arenados con los que el cristal de la mampara será translúcido, y creará un ambiente de intimidad mayor en la ducha, un acabado perfecto para los baños de invitados en los que siempre acogemos a una persona a la que le puede incomodar un cristal totalmente transparente.