Filtrar por:

Ancho
Longitud
Estilo
Número de senos

LAVABOS

Los lavabos son elementos sanitarios utilizados en los baños, , tanto privados como públicos.

Con el fin de servir como recipiente o superficie que permita el aseo de las personas. Para que sean impermeables, se fabrican generalmente de materiales cerámicos, metal, vidrio, o madera tratada.

¿Quieres saber que tipos de lavabos encontrarás...

LAVABOS

Los lavabos son elementos sanitarios utilizados en los baños, , tanto privados como públicos.

Con el fin de servir como recipiente o superficie que permita el aseo de las personas. Para que sean impermeables, se fabrican generalmente de materiales cerámicos, metal, vidrio, o madera tratada.

¿Quieres saber que tipos de lavabos encontrarás?

  • Lavabos con pedestal: Quizás, algunos de los más habituales y clásicos. Estos, se encuentran apoyados sobre un pedestal que suele ser también cerámico o similar al del propio lavabo. Lavabos suspendidos: La sujeción de estos se realiza a la pared, sin necesidad de que estos queden apoyados sobre un pedestal o cualquier otro elemento de soporte.
  • Lavabos encastre: Este es un tipo de lavabos que se encuentran introducidos o “incrustados” dentro de una encimera, de forma que esta queda a la altura de su borde superior, sobresaliendo este ligeramente a la propia superficie de la encimera. Lavabos bajo encastre: Similares a los anteriores, con la diferencia de que en este caso, su borde superior se encuentra por debajo de la altura de la superficie de la encimera sin sobresalir.
  • Lavabos sobre encimera: Estos son lavabos que no se encuentran instalados en una encimera a su altura, sino que se ubican por encima de esta. Generalmente, los lavabos se instalan a una altura entre los 82 los 86 cm sobre el suelo. Esta altura variará en relación a la altura de quién los vaya a usar habitualmente, por lo que es muy importante tener en cuenta las medidas para poder asegurar que el aseo personal se podrá realizar con toda comodidad, no quedando el lavabo situado demasiado alto o demasiado bajo. A la hora de amueblar un baño y elegir tanto el tipo de muebles como de sanitarios que se vayan a emplear, habrá que tener en cuenta, como se ha dicho, la altura de las personas que los vayan a utilizar, pero también las dimensiones de la propia estancia. No será muy apropiado instalar un lavabo de grandes dimensiones acompañado de una gran encimera si el espacio disponible es escaso. Es muy importante tener en cuenta que los baños, principalmente son estancias que han de ser funcionales, y a partir de ahí, se deberá trabajar su estética, pero sin perder de vista su principal objetivo que es el de servir como lugar de aseo, y que por tanto deberá ser accesible, ordenado, limpio y despejado. Después de haber solventado el asunto de la funcionalidad, haber tomado medidas y tener claro qué es lo más apropiado para nuestro baño en cuanto a facilidades y dimensiones, llega la hora de elegir entre la multitud de modelos disponibles en el mercado en cuanto a lavabos. Lo mejor es seguir los gustos propios de cada uno y buscar una solución que se ajuste a ellos, ya sea dentro de los modelos más clásicos, las últimas tendencias en decoración o modelos más arriesgados. No olvides nunca que la mejor garantía a la hora de comprar un lavabo y que este cumpla con sus funciones durante un largo tiempo, es comprar lavabos con materiales apropiados y de los mejores fabricantes, asegurando su calidad.
Más
por página

LAVABOS

Los lavabos son elementos sanitarios utilizados en los baños, , tanto privados como públicos.

Con el fin de servir como recipiente o superficie que permita el aseo de las personas. Para que sean impermeables, se fabrican generalmente de materiales cerámicos, metal, vidrio, o madera tratada.

¿Quieres saber que tipos de lavabos encontrarás?

  • Lavabos con pedestal: Quizás, algunos de los más habituales y clásicos. Estos, se encuentran apoyados sobre un pedestal que suele ser también cerámico o similar al del propio lavabo. Lavabos suspendidos: La sujeción de estos se realiza a la pared, sin necesidad de que estos queden apoyados sobre un pedestal o cualquier otro elemento de soporte.
  • Lavabos encastre: Este es un tipo de lavabos que se encuentran introducidos o “incrustados” dentro de una encimera, de forma que esta queda a la altura de su borde superior, sobresaliendo este ligeramente a la propia superficie de la encimera. Lavabos bajo encastre: Similares a los anteriores, con la diferencia de que en este caso, su borde superior se encuentra por debajo de la altura de la superficie de la encimera sin sobresalir.
  • Lavabos sobre encimera: Estos son lavabos que no se encuentran instalados en una encimera a su altura, sino que se ubican por encima de esta. Generalmente, los lavabos se instalan a una altura entre los 82 los 86 cm sobre el suelo. Esta altura variará en relación a la altura de quién los vaya a usar habitualmente, por lo que es muy importante tener en cuenta las medidas para poder asegurar que el aseo personal se podrá realizar con toda comodidad, no quedando el lavabo situado demasiado alto o demasiado bajo. A la hora de amueblar un baño y elegir tanto el tipo de muebles como de sanitarios que se vayan a emplear, habrá que tener en cuenta, como se ha dicho, la altura de las personas que los vayan a utilizar, pero también las dimensiones de la propia estancia. No será muy apropiado instalar un lavabo de grandes dimensiones acompañado de una gran encimera si el espacio disponible es escaso. Es muy importante tener en cuenta que los baños, principalmente son estancias que han de ser funcionales, y a partir de ahí, se deberá trabajar su estética, pero sin perder de vista su principal objetivo que es el de servir como lugar de aseo, y que por tanto deberá ser accesible, ordenado, limpio y despejado. Después de haber solventado el asunto de la funcionalidad, haber tomado medidas y tener claro qué es lo más apropiado para nuestro baño en cuanto a facilidades y dimensiones, llega la hora de elegir entre la multitud de modelos disponibles en el mercado en cuanto a lavabos. Lo mejor es seguir los gustos propios de cada uno y buscar una solución que se ajuste a ellos, ya sea dentro de los modelos más clásicos, las últimas tendencias en decoración o modelos más arriesgados. No olvides nunca que la mejor garantía a la hora de comprar un lavabo y que este cumpla con sus funciones durante un largo tiempo, es comprar lavabos con materiales apropiados y de los mejores fabricantes, asegurando su calidad.