Filtrar por:

INODOROS

Los inodoros o váteres son elementos sanitarios fundamentales y básicos para cualquier hogar, negocio, establecimiento o lugar en el que vivan o trabajen las personas. Con el fin de que sean impermeables y fáciles de limpiar, suelen estar construidos comúnmente en materiales cerámicos.

¿Cuál es la gran ventaja de los inodoros? A parte...

INODOROS

Los inodoros o váteres son elementos sanitarios fundamentales y básicos para cualquier hogar, negocio, establecimiento o lugar en el que vivan o trabajen las personas. Con el fin de que sean impermeables y fáciles de limpiar, suelen estar construidos comúnmente en materiales cerámicos.

¿Cuál es la gran ventaja de los inodoros? A parte de cumplir su principal función, que todo el mundo conoce, su diseño permite que, gracias a la existencia de un sifón, los malos olores de las tuberías de desagüe desaparezcan (siempre y cuando no exista ninguna avería y el sistema funcione correctamente). Para evacuar los desechos y renovar el agua del sifón, se utiliza a su vez un sistema basado en una cisterna, que acumula agua y la descarga, al activarse, en un período de tiempo muy corto. La descarga rápida de agua empuja el agua que se encontraba previamente en el sifón para que este vuelva a acumular agua limpia.

Existen varios tipos de inodoro:

  • Inodoro de tanque o cisterna baja:

    Son los más habituales en cualquier tipo de instalación. La parte de la taza se encuentra fijada y anclada al suelo, mientras que la cisterna se encuentra situada y acoplada en la parte superior del inodoro, formando parte también de este.

  • Inodoros compactos:

    Este tipo de váteres también se encuentran anclados al suelo, pero al contrario que en el caso anterior, no incorporan una cisterna en sí, por lo que habitualmente también pueden ir acoplados a la pared y conectados a una cisterna alta o empotrada.

  • Inodoros suspendidos:

    Similares a la categoría anterior, con la particularidad de que no están anclados al suelo, de hecho, se encuentran fijados a la pared, elevados a una determinada altura sobre el piso. También habrá que conectarlos a un sistema de cisterna que, bien podrá estar instalada en la parte alta de la estancia, o bien podrá ir empotrada a la propia pared.

  • Inodoros para minusválidos:

    Estos cuentan con un diseño especial para atender a las necesidades de personas con discapacidades físicas o movilidad reducida, de forma que puedan hacer uso de estos sanitarios de la forma más práctica y sencilla posible.

  • Inodoros infantiles:

    Suelen ser estos de menor tamaño, con una altura y diámetro menores. Incluso su forma y su aspecto pueden contar con motivos infantiles también, colores llamativos o diseños especiales.

Todas estas clases de váteres suelen instalarse o contar con una altura generalmente de unos 40 cm sobre el suelo, para facilitar y hacer más cómodo su uso por parte de los usuarios. Del mismo modo, los sistemas de cisterna también se ubican a una altura que permita su correcto funcionamiento y manejo por parte de quien los utilice.

Dado que los inodoros son elementos que se encuentran en todos los hogares, también se ven influidos por las tendencias de decoración o los distintos gustos y preferencias estéticas de las personas. Existen multitud de diseños, algunos siguiendo un estilo meramente funcional, otros más originales y vanguardistas u otros más pensados y proyectados de cara a ser también un elemento decorativo más.

No obstante, aparte de diseños, necesidades y gustos particulares, hay algo que debe ser común a todos los buenos inodoros: estar elaborados con materiales de la mejor calidad y contar con una instalación adecuada. Estos factores son fundamentales si se quiere asegurar su buen funcionamiento, mantenimiento, así como su higiene, esto último siempre lo más importante.

Más
por página

INODOROS

Los inodoros o váteres son elementos sanitarios fundamentales y básicos para cualquier hogar, negocio, establecimiento o lugar en el que vivan o trabajen las personas. Con el fin de que sean impermeables y fáciles de limpiar, suelen estar construidos comúnmente en materiales cerámicos.

¿Cuál es la gran ventaja de los inodoros? A parte de cumplir su principal función, que todo el mundo conoce, su diseño permite que, gracias a la existencia de un sifón, los malos olores de las tuberías de desagüe desaparezcan (siempre y cuando no exista ninguna avería y el sistema funcione correctamente). Para evacuar los desechos y renovar el agua del sifón, se utiliza a su vez un sistema basado en una cisterna, que acumula agua y la descarga, al activarse, en un período de tiempo muy corto. La descarga rápida de agua empuja el agua que se encontraba previamente en el sifón para que este vuelva a acumular agua limpia.

Existen varios tipos de inodoro:

  • Inodoro de tanque o cisterna baja:

    Son los más habituales en cualquier tipo de instalación. La parte de la taza se encuentra fijada y anclada al suelo, mientras que la cisterna se encuentra situada y acoplada en la parte superior del inodoro, formando parte también de este.

  • Inodoros compactos:

    Este tipo de váteres también se encuentran anclados al suelo, pero al contrario que en el caso anterior, no incorporan una cisterna en sí, por lo que habitualmente también pueden ir acoplados a la pared y conectados a una cisterna alta o empotrada.

  • Inodoros suspendidos:

    Similares a la categoría anterior, con la particularidad de que no están anclados al suelo, de hecho, se encuentran fijados a la pared, elevados a una determinada altura sobre el piso. También habrá que conectarlos a un sistema de cisterna que, bien podrá estar instalada en la parte alta de la estancia, o bien podrá ir empotrada a la propia pared.

  • Inodoros para minusválidos:

    Estos cuentan con un diseño especial para atender a las necesidades de personas con discapacidades físicas o movilidad reducida, de forma que puedan hacer uso de estos sanitarios de la forma más práctica y sencilla posible.

  • Inodoros infantiles:

    Suelen ser estos de menor tamaño, con una altura y diámetro menores. Incluso su forma y su aspecto pueden contar con motivos infantiles también, colores llamativos o diseños especiales.

Todas estas clases de váteres suelen instalarse o contar con una altura generalmente de unos 40 cm sobre el suelo, para facilitar y hacer más cómodo su uso por parte de los usuarios. Del mismo modo, los sistemas de cisterna también se ubican a una altura que permita su correcto funcionamiento y manejo por parte de quien los utilice.

Dado que los inodoros son elementos que se encuentran en todos los hogares, también se ven influidos por las tendencias de decoración o los distintos gustos y preferencias estéticas de las personas. Existen multitud de diseños, algunos siguiendo un estilo meramente funcional, otros más originales y vanguardistas u otros más pensados y proyectados de cara a ser también un elemento decorativo más.

No obstante, aparte de diseños, necesidades y gustos particulares, hay algo que debe ser común a todos los buenos inodoros: estar elaborados con materiales de la mejor calidad y contar con una instalación adecuada. Estos factores son fundamentales si se quiere asegurar su buen funcionamiento, mantenimiento, así como su higiene, esto último siempre lo más importante.