Lavabos… ¿de solid surface, de cerámica o de gel coat?

Si tienes dudas sobre qué lavabo llevarte a casa, aquí te contamos todo lo que necesitas saber para elegir la opción que más se adapta a tus necesidades. Te descubrimos los lavamanos de solid surface, de cerámica y de gel coat. Comparamos los tres tipos de lavabos más populares para indicar los beneficios y desventajas de cada uno de ellos. Continúa leyendo antes de decidirte por un modelo en particular.

Lavabos solid surface, elegancia y vanguardia

El solid surface es una materia prima de nueva generación, creada desde una fórmula con composición de resinas y minerales. Tiene un acabado sólido homogéneo muy especial y resistente. Son lavabos duraderos, firmes y robustos ante golpes, impactos y arañazos. Además, la mayoría tienen un acabado mate acompañado del color blanco. Por tanto, no crea el clásico brillo de los lavabos de cerámica. A pesar de esto, los lavabos solid surface tienen un carácter vanguardista y elegante. Ofrecen muchas posibilidades de texturas, formas y diseños.

Lavabo de solid surface.

Es un material antibacteriano, ya que al carecer de poros no hay cavidades donde se acumulen restos orgánicos. También es resistente al manchado y muy fácil de limpiar y mantener. Por otro lado, es un material con un carácter sostenible y ecológico, pues es altamente reciclable y tiene una alta resistencia al fuego.

Lavabos de cerámica, los más tradicionales

Los lavabos de cerámica son los más clásicos de estos tres. Esto se debe a su impermeabilidad y su precio, habitualmente más económico. Se caracterizan por su acabado brillante, proporcionado por un recubierto de una capa de esmalte. Este esmalte consigue transmitir sensación de amplitud transparencia e higiene en los cuartos de baño.

Lavabo de cerámica.

Su facilidad de limpieza permite un mantenimiento muy cuidado para potenciar su brillo tan característico. Así se optimiza la sensación de limpieza, claridad y luminosidad de su habitual color blanco. Además, ofrece una fantástica protección contra la humedad y resistencia a los productos de limpieza.

Lavabos de gel coat, la más alta calidad

El gel coat es un revestimiento usado para dotar de una excelente resistencia, solidez y calidad al acabado final del lavabo. De hecho, esta alta calidad es más apreciable con el paso del tiempo, debido a su gran durabilidad. Los gel coats más usados están formados por un compuesto de resinas epóxicas o de poliéster no saturado.

Dota de un carácter antibacteriano al lavabo y se caracteriza por una gran facilidad en la reparación, en el caso remoto de arañazos o pequeñas fisuras. El proceso de reparación comienza con limpiar y lijar la zona de la superficie afectada, para acabar con la aplicación del revestimiento de gel coat. En pocos pasos y muy sencillos, los desperfectos quedarán solucionados tras el posterior secado.

Te recomendamos dos lavabos de cada uno de estos materiales, sacados directamente de nuestro catálogo, con el fin de facilitar y ayudar en tu elección. Además, te mostramos productos de diferentes gamas de precios para ajustarnos a tus necesidades. Los lavabos son los siguientes:

  • Lavabo de solid surface Ares. De forma rectangular y con un acabado en mate de color blanco. Como comentábamos en la parte superior del post, es un lavabo fácil de limpiar, antibacteriano y resistente al machado.
  • Lavabo suspendido Hermes Solid. Este lavabo de solid surface tiene un grosor de 12 centímetros y una baja dificultad en la instalación. Es resistente al calor, a productos químicos y a impactos. Destaca por su estilo moderno y vanguardista.
  • Lavabo de cerámica sobre encimera Dakota. Rectangular y un acabado en brillo con color blanco. Está enfocado a cuartos de aseo con una estética actual, fresca y elegante. Está preparado para ser instalado sobre una encimera, pero tiene la ventaja y la opción de ser anclado a la pared, lo que dota de más posibilidades a la hora de diseñar el aseo.
  • Lavabo de cerámica suspendido Picolo. Es fácil de instalar, ya sea sobre encimera o una instalación en suspensión. Su forma rectangular presenta un fondo reducido con opciones en la posición del seno, ya sea en la izquierda o en la derecha.
  • Lavabo de gel coat Gara. Gracias a su forma redonda, evita acumular restos de suciedad y cal en las esquinas. Es muy resistente y está acabado en mate. Tiene una instalación sencilla, únicamente requiere de un mueble para completar el montaje. Además, las medidas son estándar, por tanto, no tendrás problemas en el momento de elegir.
  • Lavabo de gel coat sobre mueble Siro. Es un lavabo muy higiénico, antibacteriano, resistente al agua y al manchado. Además, tienes la opción de añadirle un faldón. Cuenta con un único seno situado en la posición central. Está acabado en mate de color blanco y la instalación sobre mueble no tiene dificultad.

Ahora te toca elegir cuál es el que más te gusta por diseño y por características. Seguro que encuentras el que más se acomoda a tus ideas y necesidades. ¡No dudes en hacernos llegar cualquier duda o petición!

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes