El calentador de gas no calienta el agua suficiente, ¿por qué sucede?

Es posible que con la llegada del frío sientas que tu calentador de gas no calienta el agua lo suficiente. Antes de llegar a la conclusión de que se ha estropeado y hay que sustituirlo por uno nuevo, es aconsejable buscar la causa del problema, tal vez no sea un problema grave. Te mostraremos algunos de los fallos más comunes.

¿Por qué el calentador de gas no calienta el agua lo suficiente?

Todos los aparatos de gas han de ser revisados por un profesional del sector y en los tiempos marcados por la normativa del país. La instalación de un calentador siempre ha de estar debidamente registrada y supervisada por la suministradora. Ella se encargará de ponerse en contacto contigo cada cinco años para revisarlo. Si tienes un seguro contratado, además de una revisión anual y un descuento en la mano de obra, sufrirá menos averías.

Antes de llamar al servicio técnico, prueba a subir la temperatura en el regulador con forma de rueda o con los botones del display digital, dependiendo del modelo. Has de tener en cuenta que el agua llega mucho más fría en invierno y se necesita más potencia para que se caliente.

El calentador de gas no calienta el agua

Otra de las cosas que puede ocurrir es que el grifo termostático no funcione. Si tienes un grifo de este tipo, comprueba la temperatura a la que sale el agua en el baño o en la cocina. Si en estos sí sale caliente, lo más probable es que el problema sea del grifo.

He hecho todas las pruebas, pero el calentador continúa sin funcionar correctamente; ¿qué hago?

Si tras realizar las pruebas que te hemos indicado el problema persiste, lo más recomendable es llamar a un técnico. Él evaluará si el calentador de gas no calienta el agua lo suficiente porque tiene una avería o por un problema externo. Estas son las causas más comunes:

  • Válvula reguladora externa defectuosa. El conducto que transporta el gas desde el contador hasta el calentador tiene un regulador que limita el flujo de gas que llega al aparato. La membrana interior de esta válvula se puede bloquear e impedir que llegue suficiente caudal.
  • Válvula reguladora interna defectuosa. El calentador tiene también su propia válvula reguladora. Si se estropea no regula bien la entrada del gas, los quemadores no aportarán suficiente calor.
  • Obstrucción. Es difícil que se cuelen partículas en el gas, pero puede ocurrir. Si esto pasa, serán retenidas en un filtro que hay a la entrada de la válvula reguladora, obstaculizando el paso del gas.
  • Quemadores sucios. Los quemadores generan hollín con el tiempo y el uso intensivo. Este va creando una costra que altera la calidad de la llama de modo que genera menos calor.
  • Intercambiador. Con el paso de los años, la cal y otros residuos del agua se pueden ir acumulando en los conductos de cobre del intercambiador de calor. Esta capa, además de reducir el caudal del agua, impide que se caliente lo suficiente.
  • Termopar y válvula magnética. Este conjunto es un elemento de seguridad que se encarga de que el gas no salga al abrir el grifo cuando no hay llama. Así se evita la acumulación de gas y el riesgo de explosión. Cuando esta pieza se estropea, se detiene por completo la combustión.
Técnico arreglando calentador

¿Ha llegado el momento de cambiar el calentador del agua?

Cuando el calentador de gas no calienta el agua lo suficiente porque tiene una avería demasiado cara, ha llegado el momento de invertir en uno nuevo. Los modelos actuales son más seguros y eficientes.

Lo ideal es instalar un calentador estanco. Este sistema no precisa de la combustión del aire que hay en el interior del hogar. Es el más seguro y cómodo, ya que no necesita que exista recirculación constante del aire en el interior de la vivienda. Durante los fríos días de invierno es de agradecer contar con un electrodoméstico de estas características.

Si no es posible instalar un calentador estanco, por las características de la vivienda o local, es muy importante adquirir un modelo que disponga de sensor de temperatura antirevocos. Este detecta si se ha invertido el flujo del aire en el conducto de extracción de humos por algún tipo de obstrucción o una instalación incorrecta.

Puede que el detector de revocos se active de forma puntual, los días de mucho viento por ejemplo. Cuando esto ocurre has de apagar de inmediato el calentador y esperar unos minutos hasta que se reactive otra vez. Aún así, si hay una buena instalación, este dispositivo no tendría que actuar, así que es recomendable solicitar una revisión de la instalación a un técnico, por si acaso.

En The Bath tenemos algunos modelos de calentadores modernos y seguros. Puedes verlos en la sección de “Calentadores de agua”. Si tienes alguna pregunta, no dudes en consultarnos.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes