¿Cómo cambiar un grifo de cocina?

Si hace algunas semanas os hablábamos de cómo cambiar el grifo del lavabo, hoy es el turno de aprender a cómo cambiar un grifo de cocina. Cambiar un grifo no es una de las tareas más complicadas que se pueden hacer en casa, podríamos decir hasta que es un básico para tener un mantenimiento regular.

Si tienes dudas o nunca lo has hecho, no te preocupes, puesto que vamos a guiarte paso a paso sobre cómo cambiar un grifo de cocina de manera rápida y sencilla.

Cambiar un grifo suele realizarse bien porque ha habido alguna rotura o una fuga, generalmente causada por la acumulación de cal. Si esto ha ocurrido, lo más fácil es acudir a tu ferretería más cercana a comprar las siguientes piezas y herramientas:

  • Una llave inglesa o fija de la medida correcta
  • Una tuerca
  • Un tornillo de sujeción
  • Una llave de tubo
  • Un destornillador

Además, por supuesto, deberás comprar la el grifo de repuesto, que puedes obtener entre la variedad que ofrecemos en nuestra sección de grifos de cocina. Y por último, es recomendable también que dispongas de paños y un cubo de agua para evitar posibles fugas.

Qué debo tener en cuenta antes de cambiar el grifo de la cocina

Existen algunos factores a tener en cuenta antes de decidirte a cambiar el grifo como puede ser el diseño y el ahorro.

Existen grifos de cocina de pared, extraíbles, abatibles, monomando o de marcas como Aquagrif, que recomendamos en The Bath por su calidad. ¿Te has decidido ya cuál te viene mejor? Además del diseño, tienes que tener muy clara la comodidad que esperas del nuevo grifo.

Por otro lado, existen condicionantes que pueden hacer que ahorres agua con el nuevo grifo, como contar con un aireador en la boca del grifo, contar con manera de doble posición (con límite de apertura para reducir el caudal) o con monomando de apertura central fría. Con medidas como esta podrás reducir el consumo de agua hasta un 50%, pero también el de energía.

cómo cambiar un grifo de cocina

Cómo cambiar un grifo de cocina paso a paso

Cambiar un grifo de cocina es bastante sencillo y apenas se puede hacer en 5 o 6 pasos si seguimos el orden correcto. Como hemos dicho antes, ten preparado algunos trapos y un cubo por si acaso, pero no debería salir agua más allá de la que pueda quedar en los latiguillos.

En primer lugar, haz recuento de las herramientas y tenlas todas a mano, ahorrarás tiempo y el trabajo será más eficiente. Con todo ya preparado, el primer paso es cerrar las llaves de agua fría y agua caliente, así evitaremos tener que cerrar el paso general del agua a la casa.

Lo siguiente será desmontar el grifo. Empezamos con una llave fija o inglesa pequeña para girar las tuercas de los latiguillos que lo sujetan a las tomas de la pared. Una vez esté flojo, los terminamos de quitar con las manos. Será más rápido. Una vez aflojado, quitamos también el tornillo que sujeta el grifo al fregadero (desde abajo) con el destornillador y sacamos éste por arriba. Es posible que en este paso podamos necesitar también la llave de tubo.

Ahora es el turno del nuevo grifo. En este caso, lo primero que tendremos que hacer es apretar los nuevos latiguillos a las entradas de agua fría y caliente de la pared, primero apretando con la mano y luego con la llave. Después colocaremos el grifo desde arriba y, volviendo a abajo, engancharemos los latiguillos con las entradas de agua del grifo para, finalmente, apretar el tornillo que sujeta el grifo al fregadero.

Y con esto, ya tendremos instalado en nuestra cocina el nuevo grifo. No olvides, después de esto, volver a abrir las llaves del agua y probar el grifo. Comprueba que no haya ninguna fuga y todo esté bien apretado. Y ya está, una vez hecho todo, ya sabrás cómo cambiar un grifo de cocina, ¿a que ha sido fácil?

Consejos para mantener en buenas condiciones el grifo

Y como extra, vamos a daros algunos consejos para que cambiar un grifo de cocina no se convierta en algo habitual.

  • Limpiar el dispositivo rompechorros de la cabeza del caño con agua, vinagre o productos de limpieza no abrasivos. Generalmente es un lugar donde se acumula la cal.
  • Si el grifo se mueve, es tan simple como volver a apretar desde abajo el tornillo o tuerca que sujeta el grifo al fregadero.
  • Si se filtra el agua fuera del fregadero, revisa la junta de entanqueidad. Es una pequeña goma circular que se encuentra alrededor de donde agarran los latiguillos al grifo. Es posible que tengas que cambiarla, por lo que deberás medir el diámetro de la misma.
  • Si la fuga es en los latiguillos, apriétalos de nuevo desde abajo del fragadero o simplemente cambiarlo por otro.

Vídeos de ejemplo para cambiar el grifo

A continuación, os dejamos un par de vídeos de la marca de grifos IMEX donde podéis ver gráficamente todo el proceso para que podáis interiorizar todo lo leído hasta el momento.

​​Y ya está, teniendo esto en cuenta y sabiendo cómo cambiar un grifo de cocina, ¡no deberías tener más problemas!

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes