¿Cómo colocar suelo vinílico en tu baño? ¡Muy sencillo!

¿Te encantaría cambiar el suelo de tu cuarto de baño, pero no quieres meter obras en casa? ¡Colocar suelo vinílico en el baño tú mismo es la solución! Sí, sí, como lo lees, vas a poder hacerlo sin ayuda de un profesional. ¿Sabes de qué se trata? Un material lleno de versatilidad y durabilidad a un precio inigualable. Y, ¿te imaginas qué es lo mejor? ¡Conseguirás suelo nuevo sin ver ni una partícula de polvo!

¿Ya te hemos convencido? Al acabar de leer este artículo estarás deseando olvidar las baldosas anticuadas de tu cuarto de baño. Sin obras, rápido y a un precio perfecto. ¡Descubre las ventajas y diferentes sistemas de aplicación!

Ventajas de colocar suelo vinílico en el baño

La instalación de suelo vinílico es sencilla y rápida. Este tipo de material cuenta con grandes ventajas. Pero, la que hará enamorarte de él, es que no requiere de ninguna clase de obra. ¡Puedes hacerlo tú mismo!

Entre sus cualidades más destacadas, sobresale su alta resistencia frente a distintas agresiones y su sistema antideslizante. Además, ¡puedes limpiarlo muy fácilmente!

¿Siempre has querido un suelo de madera o cerámica, pero te parece excesivamente caro? Con el suelo vinílico conseguirás la imitación del material que más te guste. Ofrece infinidad de combinaciones muy realistas con un acabado realmente original.

Sus componentes lo convierten en un material higiénico y seguro. Impide el crecimiento de hongos y bacterias. Característica perfecta si hay peques en casa. Por este motivo, es perfecto para colocar en el baño. ¿Tú qué opinas?

Colocar suelo vinílico

¿Cómo colocar suelo vinílico en el baño? ¡Tú eliges el sistema!

Dentro del suelo vinílico podrás elegir entre dos formas diferentes, losetas o lamas. La diferencia es que las losetas son más cuadradas y las lamas más rectangulares y estrechas. La gran ventaja de las lamas en cuanto a diseño, es que puedes ponerlas en paralelo o en espiga para crear un efecto diferente.

En cuanto al sistema, puedes elegir entre dos. Autoadhesivo o en clic. Cada uno tiene una forma diferente de instalación. A continuación, vas a descubrir las dos. ¡Tú decides cuál te gusta más!

Sistema de colocación autoadhesivo

Las lamas y losetas autoadhesivas pueden colocarse sobre cualquier superficie. Eso sí, ¡debe ser no porosa! Antes de empezar, asegúrate de limpiarla bien y secarla. No es recomendable la instalación de este material sobre moqueta o revestimiento textil. Ahora sí, ¡empezamos con la instalación!

Paso 1: ¿Cómo vas a colocar las losas o losetas? La posición es lo primero que debes pensar. Ayúdate de un metro para ir marcando las líneas para las primeras filas. Nuestra recomendación es que empieces a instalarlas desde el centro del baño.

Paso 2: ¡Llega la hora de pegarlas! Presiona siempre desde el centro hacia los bordes para que quede completamente adherida. Sigue con todo el mismo proceso. Aquí no hay prisas. ¡Colócalas poco a poco!

Paso 3: ¿Has llegado a los extremos del baño? Este es el paso más complicado. Corta la lama o loseta para ajustarla al borde. Coloca la última pieza encima de la penúltima y córtala por dónde esta acaba. ¡Hazlo antes de pegarla! Haz el mismo proceso, pero, esta vez, en el rodapié. Tan solo tendrás que cortar la parte sobrante. ¡Es muy sencillo y ya habrás acabado!

suelo vinílico de madera

Sistema de colocación en clic

Tanto es suelo vinílico en clic como el adhesivo está hechos a base de los mismos componentes. La resistencia y calidad se mantiene elijas la técnica que elijas. Lo único que cambia del anterior, es que este queda suspendido sobre el suelo para suprimir problemas de humedad. Así que, ¡empezamos con el proceso!

Paso 1: Para el sistema en clic se necesitan algunos materiales más que en el autoadhesivo. ¡No te preocupes! Son herramientas cotidianas que seguro tienes en casa. Martillo, cutter, regla, transportador, cepilladora, cincel, escuadra y, por supuesto, las juntas.

Eso sí, no te vendrán nada mal complementarlos con un adhesivo de montaje, una aspiradora y, lo más recomendable, ¡un cojín para tus rodillas! Ahora sí, ¡comenzamos!

Paso 2: El primer paso y el más importantes para no tener ningún percance después, es quitar el rodapié y serrar los marcos de las puertas. Dependiendo del material de tu pared, el proceso puede ser más rápido o un poco más costoso. Si tienes una pared de ladrillo, con el martillo y el cincel poco a poco lo irás sacando sin dificultad. Pero, si por el contrario tienes, por ejemplo, pladur, va a ser un proceso más lento, ya que puedes dañar la pared.

Un buen truco para hacerlo, es ir serrando una línea sobre el mismo, para, a continuación, ir sacándolo con mucho cuidado, ayudándote del martillo y el escapre.

Colocar suelo sin obras

En cuanto a los marcos de las puertas, ayúdate de la sierra. Tan solo van a ser unos milímetros porque el suelo vinílico es muy fino. Pero, asegúrate de que quede perfecto. Esto se hace, porque este material suele dilatarse, por lo que dejando espacio no habrá problema.

Paso 3: ¡Ya has pasado lo más complicado! Limpia muy bien el suelo sobre el que lo vas a instalar. Puedes pasar la aspiradora para que quede perfecto. Asegúrate de que no hay desniveles. Si así fuera, deberías igualarlo, es muy importante que lo tengas en cuenta.

Cuando ya lo tengas, decide en qué posición vas a poner las lamas o losetas. Nuestra recomendación es que las instales perpendiculares a la luz para dar sensación de profundidad.

Paso 4: ¡Comienza la instalación! Ayúdate de cuñas de plásticos para marcar los límites para marcar los límites a partir de los cuales vas a instalar la primera lama o loseta. Ensámblalas hasta llegar al final de la fila. Simplemente, mide la distancia y pasa el dibujo con ayuda de un lápiz y una regla sobre ella. Marca la línea suavemente con el cutter, dóblala y, ¡lista para colocar!

Paso 5: Sólo queda pegar el rodapié que hayas escogido con adhesivo de montaje. Te recomendamos pintarlo para conseguir un acabado perfecto. Para rebajar las puertas, tan solo te hará falta el cepillo eléctrico y, ¡acabado!

¿Te animas a colocar suelo vinílico en tu baño para renovarlo?

¿Te hemos convencido? Con unos sencillos pasos tendrás el sueño de tu baño como nuevo y totalmente actual. En The Bath estamos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites. Y, si te animas, ¡cuéntanos la experiencia!

[Total:0    Promedio:0/5]

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes