Filtrar por:

Estilo
Material

Platos de ducha de resina a medida

¿Quieres instalar un plato de ducha en tu baño? Si ya tienes la decisión tomada, si ha llegado el momento de retirar tu antigua bañera, imaginamos que te encuentras en la fase de búsqueda y comparación de productos.

Más

Un plato de ducha de resina es una elección que garantiza durabilidad y calidad en los materiales que sin duda hará que la inversión merezca la pena.

¿Cómo se fabrica un plato de ducha de resina?

Los platos de ducha de resina se fabrican mezclando diferentes materiales, principalmente materiales minerales como el cuarzo o mármol junto con otros del tipo resinas, como resinas de poliéster o resinas poliuretano.

La manera de fabricarlos dependerá de las diferentes marcas pero básicamente se hace la mezcla acorde a las proporciones de materiales que utiliza cada marca y se introducen en un molde para darles la forma (cuadrados, rectangulares, simicirculares o de esquina). Antes de meterlos en el molde también se le añade el pigmento para darles el color o tonalidad deseada y se aplica una capa de Gelcoat para garantizar su dureza y evitar así resquebrajamientos.

Respecto a las texturas que se usan para imitar materiales naturales, pero nunca superando los 2 o 3mm para evitar estancamientos de agua o incomodidades al tacto.

Texturas de los platos de ducha de resina

Dentro de toda la gama de platos de ducha de resina de este tipo podrás encontrar diferentes texturas, por lo que si tienes inquietudes sobre el diseño de tu cuarto de baño seguro que aciertas eligiendo dentro de la amplia variedad de la que dispones.

Por un lado te puedes elegir platos de ducha de resina con textura lisa, o si prefieres toques de diseño puedes optar por piedra, pizarra e incluso con diseño hidráulico para ir en línea con las últimas tendencias de diseño.

Instalación de un plato de ducha de resina

Lo primero de todo es medir donde se localiza el desagüe en la estructura del plato de ducha para marcarlo en el suelo para unirlo al desagüe del plato de ducha.

Se debe preparar una capa de cemento para colocar el plato de ducha de resina encima, ten en cuenta que la capa de cemento debe estar completamente a nivel porque el plato de ducha a tiene el desnivel apropiado para facilitar el desagüe.

Debes esperar a que la capa de cemento seque, ya que si lo colocas encima, al secarse puede curvar el plato de ducha y quedar totalmente inutilizable, por eso recomendamos esperar a que la capa de cemento seque y unir el plato a esta capa con un producto del tipo masilla de poliuretano o de cemento cola.

Por último, y tras haber encastrado el plato de ducha 1 o 2 cm se debe aplicar un sellador del color del plato de ducha para evitar filtraciones.