Cómo hacer espuma en la bañera

Llegas a casa después de un largo día de trabajo, piensas en la mejor manera de relajarte, la mejor manera de desconectar y descansar. ¡Ajá! Un buen baño en la bañera, ¡mejor con espuma! Este momento dentro del agua no solo conseguirá dejar tu mente en blanco un instante, sino que, también, aportará beneficios a tu piel y organismo. Sin duda, uno de los grandes placeres en el baño. Pero, ¿cómo hacer espuma en la bañera? Toma nota y disfruta de este momento.

Cómo hacer espuma en la bañera paso a paso

Relaja el sistema nervioso, revitaliza el organismo, alivia los dolores musculares y articulares. Todo esto y más puedes conseguir con tan solo un baño en la bañera con espuma. Así que, llena tu bañera con agua tibia, ni fría ni demasiado caliente, y sigue los siguientes pasos. Conseguirás la mezcla que hará tu baño espumeante. ¡La relajación está asegurada!

Hacer baño de espuma

Utiliza productos naturales

Aceite, miel, jabones aromáticos y aceites esenciales. Tú eliges los olores que más te gusten: rosas, azahar, lavanda, melocotón, ¿cuál prefieres? ¡Todos valen! Crea el ambiente que mejor vaya contigo: colores rosas, amarillos, naranjas, ¡tu preferido!

Cuando ya tengas los ingredientes aromáticos que quieres utilizar en tu baño relajante, consigue un recipiente para preparar la mezcla. Importante, el recipiente debe ser lo suficientemente grande para mezclar, por lo menos, dos tazas de jabón líquido. ¿Lo tienes? ¡Entonces continuamos!

Toca hacer la mezcla

Vierte en el recipiente que has preparado en el punto anterior media taza de jabón. Nuestra recomendación es que utilices un jabón natural. ¿Por qué? Porque es mucho mejor para tu piel y le aporta propiedades a tu cuerpo que no harán los jabones químicos. Un ejemplo puede ser el jabón con aceite de oliva natural. Te dejará la piel mucho más suave e hidratada. ¡Te sentirás como nunca!

Otro ejemplo es el aceite de almendras, perfecto para proporcionar a la piel el grado adecuado de hidratación. Tú eliges el que mejor encaje con tus gustos y características de tu piel.

Cuando ya hayas elegido tu jabón, añádele una taza de aceite. Entre los aceites que más pueden ayudar a relajarte y a cuidar tu piel a la vez, te recomendamos el de semillas de uva, aguacate o, por supuesto, el de oliva. ¡Te quedara una piel súper hidratada!

Espuma para bañera

Aquí está el truco, añade a la mezcla de jabón líquido y aceite un chorrito de miel. Sí, sí, has leído bien. La miel tiene propiedades beneficiosas para tu piel y te ayudará a salir del baño con una hidratación y sedosidad perfecta. ¡Te encantará la sensación! Lo mejor es que la miel es buena, también, para el pelo, ojos, labios y, ¡muchas más zonas del cuerpo! ¿Lo sabías?

Elige los aceites esenciales que mejor se adapten a ti

Estamos llegando al final. Cuando ya hayas terminado la mezcla, busca los aceites esenciales con la fragancia que más te guste. Debes tener en cuenta que, según la finalidad de tu baño y, por supuesto, de tus gustos, podrás elegir entre un gran abanico de aceites, cada uno con unas propiedades diferentes.

Nuestro favorito, sin duda, es la menta, completamente energizante, perfecta para que el baño te proporcione todas las energías que necesitas para hacer frente a la semana. Aunque, si lo que quieres es un baño de espuma totalmente relajante para poder dormir profundamente por las noches, sin duda, lo mejor es la lavanda. Su olor y propiedades te proporcionarán una relajación óptima. ¿Cuál prefieres?

Aceites esenciales para hacer espuma en la bañera

Abre el grifo y llena la bañera de agua tibia

¿Ya tienes tu mezcla personalizada hecha? Entonces solo te queda abrir el grifo, poner el agua a buena temperatura y dejar que se llene tu bañera hasta la mitad, aproximadamente. ¿Por qué decimos hasta la mitad? Porque al sumergirte, el volumen del agua aumentará.

Mientras llenas la bañera de agua tibia, ves añadiendo poco a poco la mezcla que has hecho previamente. Comprobarás como va apareciendo la espuma que tanto te gusta y empezarás a apreciar el aroma que hayas elegido. Sin duda, ¡todo un pacer que no te puedes perder!

¿Cómo es tu baño de espuma perfecto?

Ahora que ya sabes nuestros trucos sobre cómo hacer espuma en la bañera para disfrutar de un baño que te aporte las propiedades que tú elijas, ¿a qué esperas a preparar tu mezcla? Eso sí, para poder disfrutarlo, es imprescindible tener una bañera que te permita acostarte. Así que, si no dispones de una, en The Bath estamos a tu disposición para asesorarte en lo que necesites.

Si eres un fanático de los baños con espuma, nos encantaría que nos contases tus mejores trucos para lograr la mezcla perfecta. Nos gusta aprender de tus consejos. ¡Que disfrutes de tu baño espumeante!

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes