¿Cómo arreglar un grifo que gotea? ¡Guía en 5 pasos!

Si sufres el goteo de un grifo de baño y no quieres llamar a un fontanero, puedes tratar de repararlo tú mismo. No es necesario que tengas grandes conocimientos de fontanería o herramientas especiales. Tan solo es necesario un poco de tiempo y ganas de trabajar. Te explicamos cómo arreglar un grifo que gotea en 5 sencillos pasos.

Cómo arreglar un grifo que gotea en 5 sencillos pasos

En la mayoría de los casos, reparar un goteo es una tarea sencilla. Las dos razones más comunes por las que ocurre son la suciedad y el deterioro de las juntas. Si este es el caso, te explicamos cómo arreglar un grifo que gotea de una manera sencilla y segura en tan solo cinco pasos.

Cierra el agua

Este es el primer paso y el más importante. Cerrar la llave general del agua o las llaves de corte antes de trabajar puede evitar accidentes. Entre estos estarían los resbalones, los golpes, las humedades e incluso cortocircuitos, así que no te olvides de hacerlo.

Desmonta el grifo

Una vez te has asegurado de que el agua está cerrada, hay que desmontar el grifo. Antes de lanzarte a quitar piezas, has de conocer el tipo de grifo con el que vas a trabajar. Hay infinidad de modelos, aunque destacan cuatro principales.

  • Grifo individual. Este tipo de grifos no actúan como mezclador y tan solo deja pasar un tipo de agua, generalmente fría. Son habituales en jardines, terrazas y garajes. También suelen estar en los baños públicos. En la mayoría de los casos, basta con desenroscar la tuerca que hay debajo de la maneta o pulsador para acceder al mecanismo interior.
  • Grifo monoblock. Son aquellos grifos que tienen dos mandos en una misma pieza, uno para el agua fría y otro para la caliente. A diferencia de los individuales, estos mezclan el agua en el interior para que salga atemperada. Debajo de las manetas suele haber una pieza con forma de tuerca para desmontar cada uno de los dos lados.
  • Grifo monomando. Son los grifos más comunes en el hogar. Están compuestos por una maneta que se eleva y se gira a derecha o izquierda para regular la temperatura. Primero hay que desmontar esta pieza, la maneta, y a continuación desenroscar el protector del cartucho, en el que están las juntas interiores.
  • Grifo termostático. Este tipo de grifos son más complejos. Están compuestos de una parte que regula el caudal y otra que controla la temperatura. Todo esto se hace por medio de un cartucho, generalmente cerámico, que se encuentra en el interior. Cada fabricante utiliza un sistema diferente, así que tendrás que ser muy observador, utilizar las instrucciones del fabricante o buscar un tutorial, para saber cómo desmontarlo.
Arreglar un grifo que gotea

Sustituye las piezas deterioradas

La mayoría de las veces, cuando un grifo gotea, el problema está en las juntas o zapatas del interior. En ocasiones, a estas juntas les llega algo de suciedad que evitan que pueda cerrarse por completo. Si esto ocurre, bastará con limpiar la goma y volver a colocarla en su lugar.

Otras veces, lo que ocurre es que las juntas se agrietan o se dan de sí. En este caso bastará con acudir a una tienda de fontanería o bricolaje y pedir unas nuevas gomas. Si pasa esto, lo más recomendable es aprovechar y cambiar todas las juntas, no una sola.

En los casos en los que el grifo sea monomando o termostático, puede que baste con cambiar alguna junta o tal vez sea necesario cambiar directamente el cartucho interior. Las juntas son muy económicas y merece la pena comprobar antes si es este el problema.

Monta el grifo

Una vez se ha reparado el mecanismo, hay que montar el grifo de nuevo. Para evitar problemas es importante que te fijes bien en cómo estaba colocada cada pieza antes de desmontarla. Si una rosca da problemas, es preferible que no fuerces y comiences a montarlo otra vez desde el principio. Si se trasrosca quedará inservible.

Abre el agua y prueba

Por último, abre el agua y comprueba que el grifo abre y cierra correctamente. Es normal que al principio salga aire junto con el agua, así que no lo abras de golpe. Además, es posible que hayan quedado algunos restos, así que desenrosca el filtro y mantelo abierto unos segundos antes de cerrar.

Grifo de agua que gotea arreglado

Utiliza grifos de calidad

Ahora que sabes cómo arreglar un grifo que gotea, has de saber que los de mala calidad son más propensos a generar averías. Adquiere elementos de la máxima calidad para evitar problemas en el futuro. En la tienda online de The Bath encontrarás la mejor grifería para tu hogar o negocio, disponemos de una gran variedad de marcas de grifos de baño.
Pero nuestros grifos no solo destacan por su calidad, también lo hacen por su diseño.

Los hay para baños clásicos, modernos, rústicos… También los hay para la bañera, la ducha, el lavabo, el bidé o la cocina. Entra ya y elige los que más te gusten con la confianza de que te durarán mucho tiempo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¿Quieres estar al tanto de todas nuestras novedades? Suscríbete y recibirás en tu email todos los consejos y novedades que publicamos en nuestro blog. ¡No te los pierdas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes