Infografía: Ventajas de la ducha Vs bañera

ducha vs bañera

Una de los cambios más frecuentes a la hora de renovar un cuarto de baño es la sustitución de la tradicional bañera por un plato de ducha. Los motivos pueden ser muy variados en cada hogar, pero por norma general hay una serie de características que convierten a la ducha en una opción muy acertada.

Es cierto que cuando estamos estresados nos imaginamos tomando un baño relajante repleto de espuma… pero, en realidad, ¿cuántas veces lo hacemos? En nuestro aseo personal de cada día optamos por acciones mucho más prácticas, es decir, preferimos una ducha que nos deje como nuevos y listos para continuar la jornada, ¡sin tiempo que perder! Pero más allá de las preferencias personales de cada uno, podemos hacer una clasificación de otras razones a tener en cuenta si estamos pensando en instalar una ducha.

La accesibilidad es fundamental y puesto que no cambiamos nuestro cuarto de baño con frecuencia, sino que queremos que nuestros sanitarios o duchas duren una buena temporada, lo aconsejable es pensar a largo plazo. En este sentido, con el paso de los años necesitaremos mayores facilidades para movernos y para acceder a los espacios, de ahí que un plato de ducha es la opción elegida cuando existen personas mayores en una vivienda y, por supuesto, personas con discapacidad física. Además, el plato de ducha está fabricado con material antideslizante para evitar caídas.

Por otra parte, la bañera ocupa mucho en el cuarto de baño, así que lógicamente si prescindimos de ella y ponemos en su lugar un plato de ducha, estaremos ganando espacio y creando una estancia con “más aire” y, por tanto, mucho más agradable. No menos importante es el ahorro de agua que supone darnos una ducha en comparación con tomar un baño, de tal manera que cada vez somos más conscientes de la necesidad de cuidar nuestros hábitos para no dañar el medio ambiente.

¿Necesitas más razones? Te animamos a descubrir las principales ventajas de la ducha en la siguiente infografía. Si tú también te estás planteando comprar una, ¡en The Bath queremos escucharte! ¿Coinciden tus ideas con lo que hemos apuntado o vas a cambiar tu bañera por otros motivos?

ducha vs bañera

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *