Como mantener limpio y libre de arena el baño de la casa de la playa

pas_timber_hellbraunbunt-1024x766

Todas aquellas personas que tengan la fortuna de tener una casa en la playa sabrán que aunque no se use demasiado, tan solo unos cuantos meses al año, debe ser cuidada para que ésta se encuentre siempre en las mejores condiciones posibles, tanto si se usa como si no.

Una de las cosas en las que más atención hay que prestar es la arena, dada la proximidad de la playa, especialmente en el baño, que es donde solemos ducharnos después de habernos dado un chapuzón y haber pasado el día tomando el sol.

La limpieza en los baños de cualquier casa es algo esencial, por esa misma razón los baños de la casa de la playa no son una excepción. Debe ser lo más pulcra posible, comenzando por un buen barrido para eliminar cualquier clase de suciedad, incluida la arena.

Se debe barrer muy bien por las esquinas o cualquier otro lugar donde pudiese almacenarse la arena, pero siempre con una escoba muy poblada de cerdas y suaves, para que puedan llevarse toda la suciedad.

En cuanto a la arena que pueda haber caído de nuestra toalla, pelo o bañador sobre el plato de ducha (siempre mejor que una bañera) podremos quitarla tranquilamente con el agua de la propia ducha. Tampoco debemos olvidarnos del lavabo o el bidet.

Tras el barrido ya se puede pasar la fregona con un poco de lejía y friega suelos o limpia hogar para acabar con cualquier resto de suciedad que haya podido quedar y mantener esta zona de la casa lo más limpia posible.

Imagen cortesía de banos.decopasion.com/azulejos-para-bano

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *